adpv cabecera

lunes, 18 de septiembre de 2017

La política de Ryanair

No puedo hacer más que reirme con lo que leo en las noticias..."Ryanair cancela 50 vuelos diarios", pero su CEO, dice que no es por falta de pilotos...si no por una mala previsión en las vacaciones de estos...

Estimado Sr. O´leary,

Su empresa no sólo tiene una falta de pilotos evidente y que le lleva a contratar a pilotos de muy baja experiencia y en ciertos casos, de dudosa calidad, si no que su política de exprimir hasta el último céntimo empieza a hacer aguas.

No amigos, lo de que vuelan sin combustible es sencillamente MENTIRA, vuelan con el combustible que necesitan para cada vuelo, el mínimo legal como se le conoce, y ese no es el problema.

El problema es cuando no se cuidan a los trabajadores, cuando el personal de rampa de la compañía o de las empresas subcontratadas cobra entre 300€ y 800€ por dar la cara en las peores circunstancias.



Otro problema es pensar que en grandes aeropuertos, como Madrid o Barcelona, pueden asimilar una escala de 35 minutos con un movimiento de subida y bajada de unos 180 pasajeros...



¿Con qué nos encontramos entonces?

Ryanair, como la gran parte de aerolíneas de medio radio utilizan a dos grupos de tripulaciones al día, en un turno de madrugue y otro de tarde-noche...por lo general, a medio día, se hace el cambio de turno y hay un tiempo para asimilar retrasos y no arrastrarlos al turno de tarde...pero no siempre es así. Si el retraso se va acumulando a lo largo de los vuelos del día, al final nos encontramos un gran retraso en los últimos vuelos del día. Esto hace que las tripulaciones se pasen de actividad y deban quedarse en tierra con los trastornos que ello conlleva.

¿Y por qué hay retrasos?

Como he introducido antes, en tierra, el personal está desmotivado, con turnos complicados, un salario muy poco acorde al esfuerzo y un ambiente de trabajo a veces complicado, esto..."ralentiza" el ritmo de sus trabajadores. Si a esto le añadimos los constantes altercados con pasajeros por la política de "free gate bag" pues nos juntamos con retrasos considerables, más allá por supuesto de los retrasos habituales por slots, meteo, etc...



¿Es cierto que faltan pilotos?

Pues me temo que si, y no será porque le falten candidatos o porque paguen mal, pero el éxodo de pilotos de la compañía es algo que deberían hacerse mirar y corregir. No todo se soluciona con billetes sr. O´leary, los pilotos y tripulaciones buscan no sólo un buen salario, también estabilidad, vivir cerca de su familia y amigos y unas condiciones laborales buenas más allá del salario. Al final, los pilotos de esta compañía prefieren cobrar menos y tener un futuro más tranquilo o evolucionar profesionalmente volando otros aviones.

¿Quién se cree entonces lo de que han fallado con lo de las vacaciones?

Pues yo personalmente no. A todos nos suena lo que ya ocurrió con Vueling...si realmente a Ryanair le ha pasado algo parecido...es para reirse de la compañía entera por su falta de planificación y por no haber sido capaz de aprender del error del vecino...pero...nunca se sabe...a lo mejor no son tan buenos y eficientes como pensábamos.

¿Y ahora qué?

Lamentablemente, a corto plazo no tiene solución, no se pueden sacar pilotos y tripulaciones de debajo de las piedras para que mañana saquen a la compañía de sus propios marrones. La máquina de producir pilotos en Ryanair trabaja a pleno rendimiento y anda algo colapsada incluso, puesto que no les sobran instructores, se les marchan a otros lugares, como Norwegian. Porque todavía recuerdo el open day de pilotos de Norwegian en Madrid y ver como alguno de los pilotos e instructores de Ryanair asistieron. Si, Norwegian les está ganando la partida, por todos lados además. Pero vamos, que en Norwegian también andan escasos de personal, y yo no pongo la mano en el fuego porque no vayan a ser los siguientes de esta extraña epidemia de falta de personal...

¿A quién le tocará tomarse el turrón con sabor amargo?

Se presenta un invierno curioso en lo que a aviación se refiere, con mucho movimiento de pilotos de un lado a otro, habrá que ver en Navidades si se repite lo que está ocurriendo hoy.

Buenos vuelos, si vuestra compañía os permite volar y mucho ánimo a los afectados por las cancelaciones.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Un verano diferente

Poco a poco el verano va terminando y es casi inevitable hacer un balance de lo que ha sido, de lo que han sido para mi estos ya 4 meses en Málaga.

Lo primero que se me viene a la cabeza es la cantidad de kilómetros que he hecho en estos meses en el coche, con una media de unos 2000kms al mes...

Pero hay otras cosas mucho más relevantes que eso, como el llevar todo el verano volando sobre el mar, ver a la gente en la playa, los barcos, las motos de agua, es la primera vez que paso tanto tiempo en zona costera, y aunque me está costando, comienzo a adaptarme al clima, especialmente a la humedad, no ha sido fácil.

Y es que, para mi, hasta ahora ir a la playa era algo que sólo me planteaba en vacaciones, o dar un paseo por la noche por el paseo marítimo, y ahora es algo que puedo hacer al salir de trabajar un día cualquiera... es algo que me sigue alucinando. Aunque he de reconocer que en estos meses he pasado poco tiempo en la playa. La carga de trabajo es alta, y también variada, desde las clases en vuelo, las teóricas, pasando por drones y clases de TCP (azafata de vuelo), es cierto que el cuerpo y la cabeza han tenido momentos de flaqueza, fruto del desgaste y del estrés en ciertos momentos, pero sigo ilusionado con ganas de crecer y progresar como instructor.

Ya voy viendo la evolución de alguno de mis alumnos y eso me anima a seguir. También me siento muy cómodo con mis compañeros, lo hacen todo más fácil y eso reconforta. Aunque no puedo negar que también echo de menos a mi familia, mis amigos y ciertas comodidades que podía tener en Madrid, pero eso es parte de evolucionar y crecer, además esta profesión supone el hoy aquí y mañana...quién sabe...
Algunos de los culpables de que yo aquí me sienta tan bien
En pocas semanas comenzará un otoño, que creo que puede ser prometedor, con movimiento ya en Vueling y previsiblemente en Iberia, volveremos a tener un final de año movido en lo aeronáutico. Y es que hace pocos días me decía un compañero y amigo que no sabía si yo me iba a tomar las uvas en Málaga o ya me habría salido algo mejor...¿La verdad? La aerolínea sigue sin quitarme demasiado el sueño, me tienen que ofrecer un avión que me llame la atención, o un sueldo al que no pueda decir que no...la playa y la calidad de vida ya la tengo aquí, ¿Quién me ofrece algo mejor?

lunes, 24 de julio de 2017

Decidir tu destino

¿Dónde vamos hoy? Es una de las preguntas que me hago casi todos los días, en ocasiones, varias veces...y es que como instructor de vuelo, siempre he presumido frente a los pilotos de aerolínea de que yo sí podía elegir mi destino, mi ruta y muchas más cosas que un piloto de aerolínea no puede hacer.

Esta libertad, me ha ofrecido la posibilidad de sobrevolar y visitar lugares increíbles como la sierra de Madrid, el valle del Jerte, la cordillera Cantábrica, el delta del Ebro o ciudades como Segovia, Ávila, Toledo, Málaga, Granada...y otras muchas más.

Y es que no puedo hacer otra cosa que sentirme afortunado por poder tener la oportunidad de decidir mi destino todos los días. A veces me doy envidia a mi mismo. Me descubro mirando por la ventanilla embobado con el paisaje, playas, montañas, mar, carreteras, ríos, ciudades...cada vez es diferente... reconozco que me gusta mucho ver los trenes circulando desde el aire, es como ver una maqueta a tamaño real.
Málaga la bella.

A veces cuando sobrevuelo las playas siento cierta envidia de la gente que anda bañándose en el mar, pero luego lo pienso y digo...si estuviese en la playa y viese la avioneta querría estar arriba...
Murcia - San Javier, con su torre junto al Mar Menor.
Este mes he volado todo lo volable y más, estoy contento. Me siento cómodo arriba, tanto es así, que apenas tengo tiempo de escribir, y aunque a alguno de mis lectores no le guste, creedme que si no escribo es porque paso mucho tiempo en el aire, afortunadamente.

He tenido la oportunidad de visitar a mi madre en Madrid unos minutos y volverme volando, ¿quién puede decir eso? Puedo decidir mi destino y me siento muy afortunado, volar te ofrece oportunidades así.

Hace unos días pude viajar el estrecho, fue toda una experiencia, una infinidad de grandes barcos, cada uno con su rumbo, llenando el estrecho como si de una autovía con atasco se tratase. En un lado, Europa con España y Gibraltar, del otro, África con Marruecos...tenía la sensación de estar en un lugar muy singular y con mucha historia.
Gibraltar y su pista.

Pocos días antes, también pude sobrevolar de nuevo La Alhambra, en Granada...no os puedo describir la sensación...un día tengo que intentar ver atardecer desde allí arriba, aunque me tendrán que dejar aterrizar de noche en Granada... o en algún sitio jajaja...
La Alhambra, no necesita descripción...

En fin...estoy disfrutando mucho de Málaga, dentro y fuera de un avión. No puedo ocultarlo.

Queridas aerolíneas...¿me podéis ofrecer algo mejor que esto?

Trabaja en lo que te gusta y no volverás a trabajar nunca... :)
Buenos vuelos, y elegid siempre vuestro destino. :)