sábado, 24 de octubre de 2020

Un colectivo unido

Hace tan sólo unos días se hacía público el acuerdo al que los pilotos de Vueling hemos llegado con la aerolínea para mantener los puestos de trabajo.

Días o semanas antes ha habido las normales tensiones internas, y es normal, puesto que más allá del colectivo, de forma individual, también queremos defender y luchar por nuestros intereses personales...

Afortunadamente, la unidad de la gran mayoría ha ganado en la votación que nos garantiza mantener a flote nuestra compañía, continuar con nuestros puestos de trabajo y mirar al futuro con algo más de esperanza. Todo ello ha sido posible especialmente a la solidaridad y el compañerismo especialmente de los pilotos más antiguos de la compañía, porque no nos engañemos, los comandantes que llevan 15 años o algo menos tiempo, podrían haberse negado, haber optado por el despido de compañeros y seguir volando prácticamente en las mismas condiciones...por ese sacrificio y unión, yo hoy, mantengo mi puesto de trabajo.

Para mi personalmente, este acuerdo siembra un positivo precedente de solidaridad, compañerismo, compromiso y unidad en nuestra compañía, en nuestro colectivo y ojalá se contagie al resto de aerolíneas. 


 

Y es que hay que recordar, que a diferencia de otras crisis anteriores, ésta ha sido y es la más profunda y global que hemos vivido, dicho de otra manera, echar hoy a un piloto puede suponer dejarle en la "cuneta" sin posibilidad de reincorporarse en otra aerolínea, ya sea en el lugar más recóndito del mundo, porque todo el planeta está ahora mismo afectado. De ahí la importancia de navegar todos juntos en el mismo barco.

Es indudable que esto no iba a ser "gratis"...para TODOS los pilotos de la aerolínea va a suponer un sacrificio laboral, económico y personal...enorme. Muchos de nosotros hemos renunciado a vivir en Barcelona, para ahorrar costes, volviendo a nuestros lugares de origen, con el consiguiente problema de mudanza, reubicarse, etc...

Ningún piloto tendrá vacaciones en los meses de verano del año que viene, y se renuncia a muchos pluses y otras condiciones laborales que se habían logrado con el III convenio, firmado en Enero. No me equivoco mucho si digo que ganaremos fácilmente entre un 60 y un 70% menos en general. Pero todo se hace con el propósito de mantenernos todos y unidos, de proteger a la compañía y sin duda, de hacerla salir de esta crisis muy muy reforzada, demostrando de forma interna, pero también al exterior el compromiso de sus tripulaciones, tanto con sus compañeros, como con la aerolínea.

No soy amigo de hacer la pelota a nadie, pero tengo que reconocer que hemos tenido la suerte de tener "arriba" a las personas adecuadas en el momento más difícil y gracias a ello, hoy esta unidad existe.

A mis compañeros, GRACIAS, por hacer que yo hoy, pueda mirar al futuro con más tranquilidad, por hacer de mi trabajo algo más agradable en un momento muy complicado. No ha sido fácil, lo sé, el sacrificio merecerá mucho la pena y si yo hoy soy el "beneficiado" por mantener mi trabajo, espero poder devolver el favor ya sea hacia arriba, con los más antiguos, o hacia abajo con los que vengan más nuevos...

Desde ahora, tenemos un futuro complicado, pasaremos al menos un año muy complicado, pero sin duda brillaremos más que antes, porque es en los momentos difíciles donde debe relucir el verdadero compromiso por nuestro trabajo, por nuestro futuro, por nuestros compañeros y por nuestra aerolínea...

Ya lo hemos escuchado en las reuniones, JUNTOS saldremos de todo esto.


Un saludo y aunque pocos...buenos vuelos!


jueves, 8 de octubre de 2020

¿Cómo superar mentalmente las adversidades en la aviación?


 Desde Marzo de este año, nuestras vidas han cambiado de un modo radical, a nivel personal y colectivo, nada de lo que conocemos tal vez vuelva a ser igual que antes...


Saludos desde Granada, mente positiva!

Mis primeras palabras esta vez quiero que vayan como mensaje de apoyo a mis compañeros, dentro del colectivo, la incertidumbre es muy alta, la volatilidad del sector es posible que haga que compañías cierren y que compañeros y amigos se vayan a la calle, empiezo a pensar que esta situación  es casi irremediable, sencillamente porque es insostenible continuar en esta situación por mucho más tiempo.

Tras el confinamiento, hubo un repunte de pasajeros, especialmente a las islas, lo cual, trajo algo de esperanza al sector español, que se ha ido disipando con los rebrotes, cuarentenas y el fin del verano...Esto nos ha dejado en un escenario poco prometedor, vuelos con una ocupación por debajo del 50%, cancelaciones en rutas no rentables y cientos de aviones parados y preservados en diferentes aeropuertos a la espera de una lenta recuperación.

Mi situación personal, aun siendo mala, no es ni mucho menos horrible, actualmente estoy con un ERTE, afortunadamente lo cobro (hay aún compañeros que no han cobrado un solo € desde hace meses), también he vuelto parcialmente a volar, poco, pero me da la suficiente motivación, energía y esperanza para continuar hacia delante.


Durante meses, por mis circunstacias personales y laborales, me ha costado ver la luz y la inspiración para retomar este blog, ahora, meses después, lo retomo con energía renovada, mucha incertidumbre por mi futuro pero con las ganas de animar y apoyar a mis compañeros para salir todos juntos de esta situación.


Y es que hay historias con nombres y apellidos que son dramáticas, y muchos de nosotros nos podemos ver en un futuro en una posición muy delicada. Lo cierto, es que me he dado cuenta que pensar en eso y retroalimentar esa incertidumbre genera un estrés y una ansiedad brutal, que dificilmente se puede gestionar.

Venecia, noticia hace unos días por su nuevo dique


A día de hoy, ¿Qué he hecho y qué hago yo para superar mentalmente estas adversidades?

Hay que tener en cuenta que un piloto en tierra, es una mente algo perdida, nuestro estilo de vida es muy activo, de tensión, actividad y estrés constante, horarios complicados, cansancio...etc...

Por ello, mantener en la medida de lo posible actividad, tareas, la mente distraída es sencillamente fundamental, luchar contra la inercia de acabar en el sofá viendo la tele consumiendo basura durante horas, es tentador, pero nos llevará a lo más oscuro en poco tiempo.

De vuelta a los amaneceres en el aeropuerto

¿Cómo se logra eso? 

Pues en mi caso, estoy volviendo a las rutinas de ejercicio, tanto en casa, como saliendo a correr, montar en bici, andar, etc...la actividad fisica nos ayuda a liberar estrés, generar endorfinas y en definitiva a regular nuestro cuerpo de forma física y química, ayudando al equilibrio, a regular el descanso, etc

Marcarnos objetivos y metas a corto y medio plazo, ya sea correr una distancia, realizar una tarea, leer un libro, aprender algo nuevo...

Es importante también mantener un buen contacto social, ver a la familia, los amigos, relacionarse con gente...y si, los confinamientos, la distancia social y el miedo a contagiarnos, puede dificultar esta tarea, pero que es muy necesaria. Hay que tener en cuenta que nuestra profesión en muchas ocasiones nos priva de poder estar al lado de familiares y amigos, especialmente en momentos importanes. Por eso, debemos ver esta situación como una oportunidad de pasar más tiempo al lado de los que nos quieren.

Reforzar y desarrollar nuestros conocimientos, volar poco o nada inevitablemente nos oxida, repasar conocimientos y avanzar en el conocimiento de los procedimientos normales y de emergencia nos dará la confianza a la hora de subirnos al avión, pero como comentaba antes, también es buen momento para reforzar el inglés, los conocimientos sobre mecánica o aprender técnicas de desarrollo personal...

El delta del Ebro al atardecer, un show visual

En definitiva, más allá de todo lo negativo, es un momento de oportunidades, de ser capaz de aprovechar la situación en la que volamos menos para destinar ese tiempo en algo que habitualmente no podemos hacer.

Y si, muchos estaréis pensando en viajar...yo también, pero es cierto, no es el mejor momento para hacerlo, pero tal vez sí para planificar esos viajes y dejarlos listos para un poco más adelante.

Ahorra, cuídate y protégete...todo poco a poco irá pasando, que los aprendizajes de todo esto sean permanentes o efímeros depende de ti. Disfruta de cada minuto a bordo de un avión si eres de los que aún puede volar, y dedica tu vida a avanzar y evolucionar más y más.


Siempre avanza hacia arriba

Mucho ánimo a todos!

miércoles, 22 de abril de 2020

Resiliencia

"Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos."


Así se define la resiliencia, casualidad o no, fue una de las preguntas que me hicieron en el proceso de selección de Vueling. Lo que yo no esperaba es que un año después fuese a acordarme así de esa palabra.

Y es que en momentos así, no queda más remedio que adaptarse lo antes posible a las nuevas circunstancias, avanzar por duro que sea, y tratar de reponerse lo mejor que cada uno pueda para continuar con nuestras vidas.

No tenemos un presente bueno, no tenemos un futuro prometedor, tenemos un duro presente y un futuro muy incierto.

#Volveremos a volar
Cada persona, de forma individual debemos reinventarnos, en la medida en la que esta situación nos afecte. Habrá personas que hayan perdido a familiares, los habrá en un ERTE, los habrá en un ERE, cada uno debe hacer su propio autoanálisis y evaluar sus conocimientos, sus habilidades y sus virtudes, y adaptarlas a este nuevo entorno, y esto irremediablemente va a suponer cambios de toda índole, desde el trabajo, la residencia, los amigos, las costumbres, el ocio...

La aviación está siendo uno de los sectores más afectados sin duda, el único dato a día de hoy que da oxígeno es el barril de petróleo a 26$, pero sin aviones volando, el precio tampoco es un factor especialmente relevante, aunque si que puede ayudar a la recuperación económica del sector.

Miro a mi alrededor, a mis compañeros en otras aerolíneas, a los pilotos que hoy no tienen trabajo...y mi situación, aun siendo mala, es mejor que la de otros muchos, para mi fortuna, estoy en la compañía aérea española más fuerte ahora mismo, y entre las 50 mejor preparadas para superar esta pandemia, eso sin duda, permite algo de esperanza, saber que somos un grupo de personas cuyo trabajo y gestión nos ha llevado a estar bien posicionados. Pero tampoco hay que evitar la realidad, la realidad de que nos encontramos en un ERTE que se prolongará después del estado de alarma, y que en un escenario realista, por encima del optimismo o pesimismo, nos llevará probablemente a un ERE, que durará un tiempo indeterminado, con la esperanza a de poder volver a volar, de hacer lo que sabemos y lo que nos gusta. Somos pilotos, somos profesionales, debemos anticiparnos y preparar todos los escenarios posibles, desde el más optimista, al más pesimista, estar siempre preparados para todo es lo que mejor sabemos hacer.
Al mal tiempo buena cara siempra :)

Ojalá pronto pueda volver a volar, y que todo recupere la normalidad suficiente para que pueda mirar una programación en la que vea vuelos, simuladores, líneas por Europa, etc, etc...todo esto llegará.

Mientras tanto, mucho ánimo para ti, que has dedicado unos minutos a leerme, gracias por acompañarme y gracias por estar ahí. Volveremos a volar!!!

viernes, 10 de abril de 2020

Un mes sin volar

Un mes sin volar en la vida de un piloto, es mucho tiempo.

Los recuerdos de mi retina
En Enero, me coincidieron vacaciones y días libres y pasé 21 días sin volar, al volver, no puedes quitarte de encima esa sensación de estar "completamente perdido", afortunadamente, volar es como montar en bicicleta, puedes perder la soltura pero en cuestión de un rato, la recuperas.

Sin duda esta situación nos está afectando a todos. Física y mentalmente. Trato de hacer algo de ejercicio, sin grandes esfuerzos, lo suficiente para que el cuerpo libere tensión, se mantenga algo en forma y hacer el confinamiento algo más llevadero. También aprovecho para repasar procedimientos, continuar aprendiendo de este avión tan enrevesado y por supuesto mantener el contacto con familia y amigos.

Pronto estaré de nuevo sentado en el avión
Es casi irónico cómo la vida puede cambiar en cuestión de minutos por factores que están muy lejos de tener relación contigo...pero así ha sido. Un año y algo después de entrar en Vueling, me veo en un ERTE que sólo espero y deseo que no acabe en un ERE. Y no quiero ser pesimista, ni mucho menos, pero sin duda, es una posibilidad que hay que contemplar como factible.

Estoy seguro de que volveremos a volar, pero lo cierto es que no sé cuando podrá ser eso. Con la información que tengo a día de hoy, es posible que para mediados de Mayo se vaya paulatinamente recuperando los vuelos, para tener casi una normalidad a partir de Septiembre, por supuesto, el verano está perdido.

Una mudanza más, en mitad de toda esta locura
Pero no todo es trabajo ni negatividad, el confinamiento nos está haciendo cambiar nuestro modo de vida, adaptarnos. Incluso con todo esto, seguimos siendo unos privilegiados, y gracias a internet, tenemos casi todo al alcance de un click, gracias a ello, podemos mantener el contacto, jugar online, hacer pedidos, estar informados...o incluso leer este blog.

Pronto llegará el día de salir de nuevo a la calle, de poder tocarnos, besarnos, abrazarnos...ojalá hayamos aprendido algo como sociedad de esta situación, pisar el freno durante un par de meses, también era necesario, aunque lamentablemente, lo hemos hecho del peor modo.

Tengo ganas de poder ver a mi familia y mis amigos, de poder volver a ponerme el uniforme y salir a volar, de mirar a los pasajeros bajar por el finger mientras me observan o me saludan los más pequeños, quiero coger la linterna y el chaleco y en mitad de la noche, en algún país que ni conozco, hacer la revisión exterior al avión para volver a casa. Incluso tengo ganas de volver a oir la alarma del móvil, no recuerdo el último día que puse la alarma...
Esa felicidad, va a volver

Llegará, no me cabe la menor duda, y los profesionales de la aviación, estaremos de nuevo al frente para dar lo mejor de nosotros mismos, como lo hacemos siempre.

Un saludo, y mucha fuerza, ya queda menos!

domingo, 29 de marzo de 2020

Tiempos difíciles

Llevo días queriendo escribir algo, pero por algún motivo...me cuesta.

Me cuesta afrontar y asimilar la situación que estamos viviendo, llevar días confinado, tratando de protegerme de un enemigo que ni siquiera puedo ver, que puede atacarme a mi, a mis seres queridos y en cuestión de días, arrebatármelos.

El coronavirus ha cambiado nuestras vidas. Ha paralizado mi trabajo y nos ha dejado en una situación a muchos muy vulnerable.

Ahora lo más importante es que mi familia y yo estamos todos bien, pero hay que seguir confinados y protegiéndonos, a nosotros mismos, para proteger también al resto.

Mi último día de momento trabajando, junto a uno de los aviones más nuevos
Durante las primeras semanas de Coronavirus, volé unas cuantas veces, entre ellas, a Florencia, el ambiente ya era desolador, un avión lleno para transportar a 20 personas...todavía en aquel momento, nos podíamos mover todos con total libertad, pero nadie vio el peligro de llenar aviones desde Italia con destino España sin ningún tipo de control.

Nos ha pillado muy fuera de juego y hemos ido por detrás del virus en todos los aspectos, es una realidad y pensar en cómo hubiese sido todo de otro modo...ya no soluciona nada. Asi es que hay que mirar hacia el presente y el futuro.

Nuestra defensa ante un poderoso enemigo, el Covid-19
En mi caso, tengo por delante al menos tres meses de ERTE, con una reducción de mi trabajo de un 90% aprox, a día de hoy, todavía estamos pendientes de esa aplicación práctica del ERTE, y habrá que ir viendo, económicamente qué supone eso para las nóminas, pero va a ser un duro palo.

Sea como fuere...me sigo sintiendo un privilegiado, voy a poder cobrar el paro, y si todo va bien, con el tiempo, recuperaré mi puesto de trabajo y la normalidad que tanto necesitamos todos, mi aerolínea pertenece al Grupo IAG, que parece ser una de los conglomerados de aerolíneas más fuertes del mundo, y eso no lo convierte en invencible, pero si hace que soporte mejor el temporal, y espero que así sea.
Los trabajadores del aeropuerto, también nos exponemos, para que tú llegues a casa

No puedo olvidarme de todos mis compañeros pilotos a los que esta situación les deja sin trabajar del todo, a los que les ha pillado en medio de un cambio de aerolínea, o pendientes de comenzar en su primera aerolínea. Es muy duro, lo sé, pero nos recuperaremos y todo volverá a la normalidad.

¿Pero cuándo volverá todo a la normalidad?

Es dificil saberlo, hay muchos factores que influyen en todo este asunto, encontrar una vacuna, las medidas de los gobiernos, la extensión del confinamiento...etc...personalmente, creo que si nada empeora sustancialmente, para Septiembre se recuperará algo de la normalidad en el sector aeronáutico, es decir, para mí, el verano está ya completamente perdido, si bien es cierto que en el momento en el que se levanten las restricciones va a haber mucha gente que necesite moverse por Europa y el Mundo para reencontrarse con sus familias o sencillamente salir del confinamiento, intuyo que el poder adquisitivo en ese momento va a ser bajo, mucha gente se está viendo obligada a tirar de ahorros, a apretarse el cinturón y eso no va a ayudar a la recuperación económica del sector aeronáutico, habrá que incentivar a la gente a volar y a recuperar la normalidad.

Por supuesto, insisto en que esto es mi opinión, basada en la información que voy obteniendo de diferentes fuentes y medios. Ojalá, todo sea mucho mejor de lo que yo preveo.

En cualquier caso, es momento de quedarse en casa, y de aprovechar el tiempo para hacer cosas pendientes, estudiar y repasar, continuar aprendiendo y afianzando conocimientos, personalmente, estoy aprovechando para repasar manuales y procedimientos, para darle caña al inglés y trato de mantener una actividad física que equilibre mi cuerpo tanto a nivel físico, como mental, que es bastante necesario en un confinamiento así.

Mucho ánimo a todos mis compañeros, volveremos a volar, y espero que saquemos grandes lecciones de todo esto, para ser mejores.

Un saludo y quédate en casa!

lunes, 10 de febrero de 2020

No somos héroes

Cada vez que hay un evento o un incidente relevante en la aviación en la que los pilotos resuelven de forma satisfactoria la situación, se convierten en héroes...

Hoy quiero hablaros de cómo se trabaja en este tipo de situaciones, para que comprendáis que los pilotos sencillamente aplicamos procedimientos y maniobras establecidas en los manuales, con una mínima improvisación por nuestra parte. Aparte, los pilotos practicamos todo tipo de emergencias cada 6 meses en los simuladores de vuelo, réplicas del avión real donde podemos simular todo tipo de emergencias, imposibles de simular en vuelo real, teniendo así las habilidades y conocimientos tanto teóricos como prácticos frescos en el caso de cualquier eventualidad.

¿Se nota que me gusta mi trabajo?
· Los Manuales

Como es razonable, los pilotos tenemos infinidad de documentación y manuales, que nos detallan a nivel técnico cómo es el avión, cómo funciona y cómo debemos de utilizarlo tanto en operación normal como de emergencia, las aerolíneas, más allá de los manuales del fabricante, también establecen sus propios procedimientos, siempre más exigentes que los del fabricante, aumentando así la seguridad y estandarizando los procedimientos para todos los pilotos de la aerolínea.

En la tablet, actualmente tenemos todos los manuales y la información necesaria
- El manual de operaciones, recoje en cuatro partes cómo funciona y se organiza la compañía, los manuales del avión, las rutas y aeropuertos en los que opera y cómo se realiza el entrenamiento de las tripulaciones, es la biblia de cada compañía, y lo usamos constantemente.

- El FCOM, básicamente el manual del avion, adaptado a la compañía, en él recoje sus sistemas y procedimientos, explicados al detalle, cada sistema es desgranado a nivel técnico y cada procedimiento es claro y muy definido, insisto, tanto en operación normal, como en situaciones anormales o de emergencia.

- El FCTM, el manual que nos explica a los pilotos cómo utilizar el avión, nos da técnicas, recomendaciones y nos ayuda a aplicar los procedimientos del avión detallados en el FCOM.

- El QRH, hasta hace poco era el libro rojo, el libro que llevas muy a mano y recoje fundamentalmente qué hacer si algo se estropea en vuelo y cómo tratar de resolverlo mediante listas de chequeo, evidentemente no sólo contiene eso, si no también los procedimientos normales y una serie de listas que necesitamos para operar habitualemente el avión.

- La MEL, es la lista del equipo mínimo que necesita el avión para comenzar un vuelo, en los aviones casi todo está por duplicado, pero por poner un ejemplo, para viajar en coche, no es necesario ni obligatorio que nos funcione la radio o el reproductor de CD´s, en los aviones, pasa algo parecido. Hay muchos componentes que pueden no funcionar y el vuelo es igual de seguro que siempre.
La oficina, en un día normal


· Los Simuladores

Cada 6 meses todo piloto de aerolínea se enfrenta a un simulador, donde demuestra su competencia en la resolución de emergencias y diferentes maniobras complejas, de no ser apto, el piloto pierde la posibilidad de volar hasta que después de un entrenamiento, vuelve a demostrar la capacidad necesaria para hacerlo de la forma más segura posible.
Durante el simulador de A320 en mi habilitación, con mis compis Jose y Oscar
Mi primera habilitación, en el simulador del ATR con mi amigo Tomás
En estos simuladores, repasamos emergencias de diferentes sistemas, y una serie de maniobras obligatorias, como despegar y que falle un motor, o la recuperación de posiciones anormales, abortar un despegue, etc...Los pilotos estamos constantemente estudiando para mejorar, tanto nuestros conocimientos como nuestras habilidades.
Antes del simulador real, practicamos procedimientos en estas pantallas


· El Airmanship

En muy raras ocasiones, casos muy extremos como el accidente del A320 en el río Hudson, todo lo aprendido en los manuales puede ser insuficiente, puesto que un manual no puede contemplar el 100% de las situaciones a la que nos podemos enfrentar, es entonces y sólo entonces, cuando un piloto debe demostrar una habilidad casi innata para resolver una situación que ningún manual hasta la fecha había contemplado como una doble parada de motor. Es entonces cuando los conocimientos teóricos, la experiencia y la reacción correcta ayudan a tomar una decisión en segundos que pueda cambiar absolutamente todo.

Una ayudita para cuando volvemos de vacaciones y llevamos mucho sin volar :P
Por último, cabe destacar y recordar que los aviones pasan chequeos diarios de mantenimiento, realizados por mecánicos que conocen el avión mucho mejor que yo, los cuidan y miman para que todo esté siempre lo mejor posible y si el avión no está listo para volar, por el motivo que sea, los pilotos no vamos a tener la más mínima intención de volarlo.

El hombre y la máquina
Dicho esto, se comprende mejor que los pilotos no somos ni héroes ni villanos, somos profesionales altamente cualificados que desarrollamos nuestra labor bajo presión, manteniendo unos estándares de seguridad muy altos en todo momento, y claro que agradecemos las muestras de afecto y de cariño de los pasajeros cuando nos dicen cosas bonitas o nos agradecen nuestro trabajo, pero eso no nos convierte en héroes.


Buenos vuelos, recordad que estáis en buenas manos!

No buscamos ser héroes, sólo hacer bien nuestro trabajo


Saliendo del coche para entrar en el avión









lunes, 13 de enero de 2020

Mercado de invierno

Aterrizo en Praga, es un día normal, como otro cualquiera, un cómodo ida y vuelta con un horario decente, una meteo buena y todo parece tranquilo y standard.

Ya en tierra en Praga, decido conectar los datos en el móvil y llegan un montón de mensajes. IAG a través de Iberia compra Air Europa. Después de los segundos iniciales de absoluta incredulidad, comienzo a leer la misma información por diferentes lugares, sin duda, la noticia es real, y nos ha pillado a todos por sorpresa.

Así terminé el año, con una decorada cabina
Es sorprendente cómo estas negociaciones se han mantenido de un modo discreto y la noticia nos ha pillado a todos o casi todos, enhorabuena a ambas partes.

Digo esto porque mantener una negociación de alto nivel sin que haya filtraciones, rumores, comentarios...es muy complicado, de hecho, creo que si la noticia hubiese sido la compra de Norwegian por parte de IAG, a nadie le hubiese sorprendido, pero la sorpresa ha saltado con Air Europa.

¿Cómo cambia esto las cosas?

Pues de momento lo desconozco, a priori, la feroz competencia entre Iberia y Air Europa en el largo radio desaparece. También existe el peligro de crear un monopolio en ciertos lugares, lo cual no es positivo para el mercado, pero IAG aumenta su músculo y crece, lo cual, para mi creo que es positivo. Si bien es cierto que en la aviación no hay nada seguro y lo que hoy parece claro, mañana no lo es.

Y es que mientras Iberia se rasca el bolsillo y sale a hacer las compras navideñas, Ryanair sigue con un catarro importante, cerrando bases en España y fuera e "invitando" a sus pilotos a pasarse a sus aliados aún más low cost de Lauda...eso no es bueno. Pero es el resultado también de llevar una operativa con alfileres, en el momento en el que la situación económica empeora lo más mínimo, se puede pasar rápidamente del catarro a la neumonía.

Ni mucho menos me alegro de la situación por la que está pasando Ryanair, tengo muchos amigos que están haciendo las maletas y preparando la salida de la compañía hacia lugares más tranquilos. Ojalá tengan suerte, les deseo lo mejor. Quién sabe si en un tiempo sea yo quien tenga que hacer las maletas.

Tarde de nieve en Italia
Sin duda estamos en un entorno cambiante, la economía empieza a flojear y ya se sabe que la aviación suele anticiparse a las crisis económicas, y sin duda, el momento brillante que ha tenido la aviación desde hace unos años hasta ahora tenía que relajarse e incluso terminar.

Ahora es cuando podemos sufrir de nuevo el “embotellamiento” que ocurrió en 2008, cuando las compañías dejaron de contratar pilotos, e incluso comenzaron a cerrar compañías, eso produce un efecto dominó, en donde comienzan a sobrar pilotos de alta experiencia y de ahí hacia abajo todo se va atascando...los pilotos salen de las escuelas a decenas y centenares pero las compañías ya no contratan, o al menos no lo hacen al ritmo de los últimos años.

Mi consejo si estás en mitad del proceso, es que no te agobies, deberás ser el mejor, sólo si eres el mejor seguirás teniendo opciones y no desesperes nunca, todo llega. Pero tendrás que tener paciencia, tal vez mucha paciencia, y por el camino tendrás que tener mucho trabajo, estudio, esfuerzo y sacrificio. Es posible que te toque reinventarte para sobrevivir, pero yo he pasado por eso...y aquí estoy, escribiendo desde la mesita de un A321.

Quiero pensar que pertenecer al grupo IAG me aporta estabilidad y tranquilidad laboral, aunque tal vez sea una falsa sensación de tranquilidad que puede estar muy lejos de la realidad, en cualquier caso, son circunstancias que están muy lejos del control de un piloto. Yo hago cada día lo que puedo porque mi trabajo salga bien, de forma segura, eficiente y puntual.

Espero que el anuncio de la compra de Air Europa por parte de Iberia traiga buenas noticias para todos, y no puedo dejar de acordarme de mis compañeros de Groundforce, que ya he leído una noticia de que sus puestos de trabajo podrían verse afectados. Mucho ánimo y ojalá no sea así o al menos puedan reubicarse pronto.

Buenos vuelos y welcome AEA!
Empieza un nuevo año, haciendo lo que más me gusta, VOLAR