sábado, 24 de octubre de 2020

Un colectivo unido

Hace tan sólo unos días se hacía público el acuerdo al que los pilotos de Vueling hemos llegado con la aerolínea para mantener los puestos de trabajo.

Días o semanas antes ha habido las normales tensiones internas, y es normal, puesto que más allá del colectivo, de forma individual, también queremos defender y luchar por nuestros intereses personales...

Afortunadamente, la unidad de la gran mayoría ha ganado en la votación que nos garantiza mantener a flote nuestra compañía, continuar con nuestros puestos de trabajo y mirar al futuro con algo más de esperanza. Todo ello ha sido posible especialmente a la solidaridad y el compañerismo especialmente de los pilotos más antiguos de la compañía, porque no nos engañemos, los comandantes que llevan 15 años o algo menos tiempo, podrían haberse negado, haber optado por el despido de compañeros y seguir volando prácticamente en las mismas condiciones...por ese sacrificio y unión, yo hoy, mantengo mi puesto de trabajo.

Para mi personalmente, este acuerdo siembra un positivo precedente de solidaridad, compañerismo, compromiso y unidad en nuestra compañía, en nuestro colectivo y ojalá se contagie al resto de aerolíneas. 


 

Y es que hay que recordar, que a diferencia de otras crisis anteriores, ésta ha sido y es la más profunda y global que hemos vivido, dicho de otra manera, echar hoy a un piloto puede suponer dejarle en la "cuneta" sin posibilidad de reincorporarse en otra aerolínea, ya sea en el lugar más recóndito del mundo, porque todo el planeta está ahora mismo afectado. De ahí la importancia de navegar todos juntos en el mismo barco.

Es indudable que esto no iba a ser "gratis"...para TODOS los pilotos de la aerolínea va a suponer un sacrificio laboral, económico y personal...enorme. Muchos de nosotros hemos renunciado a vivir en Barcelona, para ahorrar costes, volviendo a nuestros lugares de origen, con el consiguiente problema de mudanza, reubicarse, etc...

Ningún piloto tendrá vacaciones en los meses de verano del año que viene, y se renuncia a muchos pluses y otras condiciones laborales que se habían logrado con el III convenio, firmado en Enero. No me equivoco mucho si digo que ganaremos fácilmente entre un 60 y un 70% menos en general. Pero todo se hace con el propósito de mantenernos todos y unidos, de proteger a la compañía y sin duda, de hacerla salir de esta crisis muy muy reforzada, demostrando de forma interna, pero también al exterior el compromiso de sus tripulaciones, tanto con sus compañeros, como con la aerolínea.

No soy amigo de hacer la pelota a nadie, pero tengo que reconocer que hemos tenido la suerte de tener "arriba" a las personas adecuadas en el momento más difícil y gracias a ello, hoy esta unidad existe.

A mis compañeros, GRACIAS, por hacer que yo hoy, pueda mirar al futuro con más tranquilidad, por hacer de mi trabajo algo más agradable en un momento muy complicado. No ha sido fácil, lo sé, el sacrificio merecerá mucho la pena y si yo hoy soy el "beneficiado" por mantener mi trabajo, espero poder devolver el favor ya sea hacia arriba, con los más antiguos, o hacia abajo con los que vengan más nuevos...

Desde ahora, tenemos un futuro complicado, pasaremos al menos un año muy complicado, pero sin duda brillaremos más que antes, porque es en los momentos difíciles donde debe relucir el verdadero compromiso por nuestro trabajo, por nuestro futuro, por nuestros compañeros y por nuestra aerolínea...

Ya lo hemos escuchado en las reuniones, JUNTOS saldremos de todo esto.


Un saludo y aunque pocos...buenos vuelos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario