adpv cabecera

jueves, 20 de marzo de 2014

Montar un simulador en casa

Algunos pensaban que estaba loco, otros, pensaban que mis jueguecitos y mis trastos, eran muy caros, pero la verdad es que hoy ya están dando sus frutos y la diferencia...se nota.

Decidí apostar o invertir en la compra de productos Saitek para montar mi pequeño simulador en casa, había visto el resultado en internet y en la casa de algún amigo. Sabía que eso me podía servir para el vuelo instrumental de maravilla. Poco a poco, lo que empezó siendo un regalo de alguien muy especial terminó convirtiéndose en la maraña de cables, cuernos, pedales y pantallas que han transformado completamente el aspecto de mi habitación.

Una inversión que roza los 1000€, pero en la que estoy exprimiendo cada € todo lo que puedo. Sin ir mas lejos, os escribo sentado frente al ordenador mientras hago en el simulador un vuelo instrumental de Cuatro Vientos a Vigo.

Para que comprendáis algo mejor el motivo de la chaladura de invertir casi semejante dineral en estos asuntos, os daré unos simples datos...

La hora de vuelo de un avión monomotor, suele rondar los 150€ y la de un avión bimotor 400€, el vuelo instrumental en estos aviones, está muy condicionado por el estado de los instrumentos de radionavegación, y en su gran mayoría, al ser tan antiguos, funcionan mal, sus indicaciones son dudosas o incluso pueden inducir a contradicciones entre ellos. De modo que aprender con instrumentos así, puede volverse muy complicado.

Y algunos pensaréis...pero en tu escuela, debe haber simulador...

Lo cierto es que casualmente el que hay en mi escuela aún no está operativo, y lo cierto es que irónicamente, muchos de los simuladores que hay en otras escuelas, son mucho peores de lo que yo tengo montado en este momento en mi casa.

Dicho esto, y viendo los precios, puede tornarse una inversión muy rentable y productiva que nos hará llegar muy bien preparados al curso de vuelo instrumental y nos dará una base de vuelo muy interesante en otros cursos.

Es evidente, y no trato de ocultarlo, que tener un simulador montado en casa no es sólo una herramienta de formación y de estudio, para los amantes de este mundillo también es un juguete muy goloso en el que entretenernos, volar a nuevos y remotos lugares, probar una gran diversidad de aviones...etc, etc.

Antes de terminar, quiero dejar una pincelada más para una futura y muy próxima entrada, como es el vuelo en internet.

Todo lo que he contado anteriormente, puede ser por sí mismo razón de peso para invertir ese dinero en el simulador, pero si además conectas todo a internet y vuelas en una plataforma como IVAO, la experiencia comienza a tornarse mucho más real aún. 

Volar con otros aviones, en un entorno de tráfico casi real, siendo guiado por controladores aéreos (otras personas que como tú se conectan a la red pero hacen las funciones de controlador) todo ello cambia mucho la experiencia. Estas redes suelen disponer de eventos y concentraciones en los que se reúnen grandes cantidades de usuarios volando y controlando dando un plus de realismo a las operaciones. Sin duda, volar en una red así, marca la diferencia. Y si bien es cierto que no siempre tienes grandes cantidades de trafico o a todos los controladores de tu zona, la verdad es que es productivo forzarte a comunicar con los controladores, e incluso forzarte a hacerlo en inglés.

Y os dejo, que comienzo el descenso a Vigo en el simulador!

Un saludo, y muy buenos vuelos a todos, ya sean reales, o virtuales.