adpv cabecera

miércoles, 30 de octubre de 2019

Historias de aeropuerto: El día de La Peineta



Hace ya unos meses, tenía un vuelo a Malta, que salía con un importante retraso, de unas dos horas aproximadamente, el pasaje, estaba comprensiblemente mosqueado con la situación.

Montserrat en una mañana de colores espectaculares

Llegado el momento, el comandante decidió hablar a los pasajeros de pie en la puerta de la cabina y yo decidí acompañarle dando la cara frente a los pasajeros.


Habló a los pasajeros en español sin mayor novedad, explicando el motivo del retraso, yo me quedé a su lado de pie junto al galley delantero. Terminó de darlo en español y comenzó a darlo en inglés.


Fue a los pocos segundos de comenzar en inglés cuando el comandante se paró en seco, mantuvo silencio mirando fijamente hacia el pasaje durante unos eternos 10 segundos aproximadamente. Lo primero que pensé es que se había quedado en blanco y que algo le había despistado o que no encontraba las palabras en inglés para expresar algo.

Los Alpes franceses

Tras esos interminables segundos, prosiguió del tirón hasta terminar y salió disparado del avión, yo le seguí y salí con él para preguntarle qué le había ocurrido durante el mensaje a los pasajeros.


Con risa e incredulidad repetía él solo...”En mi vida me había pasado algo así” a lo que yo le pregunté si es que se había quedado en blanco...pero no.

Atardecer en el ILS de BCN

“Mientras estaba dando el mensaje en inglés, un pasajero en la fila 6, agazapado en el asiento, levantó la mano como un periscopio y me hizo una “peineta”...me he quedado bloqueado cuando lo ha hecho."


No nos lo podíamos creer...le pregunté si le iba a decir algo al pasajero, pero me dijo que entendía que estuviesen cabreados por el retraso, lo cual, también es comprensible, pero es sin duda una falta de respeto hacia el comandante.

Y es que no todos los días son tranquilos, a veces a las tripulaciones tenemos que lidiar con una serie de pasajeros conflictivos. En los casos más extremos, con faltas de respeto, agresiones físicas, etc...al final, se llama a la Guardia Civil o a las autoridades del aeropuerto para que desembarquen a dicho pasajero y no vuela en el avión.


Afortunadamente, estos son casos aislados, anecdóticos y que dejan una curiosa y divertida historia para que os la pueda contar aquí en el blog y os entretenga un rato.

Redactando esta entrada desde los cielos de Europa

Por cierto, hoy os escribo desde nivel de vuelo 370, con un teclado inalámbrico, a ver si así saco más tiempo para poder escribir y compartir más cosillas.

Buenos vuelos y sed buenos al subir a un avión.




De buena mañana



No hay comentarios:

Publicar un comentario