adpv cabecera

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Historias de aeropuerto: parche sobre parche

Comenzaré advirtiendo que no diré el nombre de la compañía, pero sí diré que no es española.

Cada vez que oigo hablar de esta compañía y de sus aviones, me llevo las manos a la cabeza... El buen hacer y las buenas intenciones de sus tripulaciones en muchas ocasiones no merecen los aviones y los problemas de mantenimiento que tienen.

Hace ya unos meses me tocó coordinar la llegada y salida de esa compañía. Era de noche y todo parecía tranquilo, chequeo el exterior del avión y una vez más observo los numerosos y abultados parches que tiene el avión en lugares casi imposibles...parche sobre parche y así hasta cuatro capas de parches en algunos lugares. Para los no entendidos, cuando hablo de un parche, me refiero a una placa metálica bien remachada al fuselaje del avión que cubre un golpe, rayón o desgarro principalmente.

Aquí se puede apreciar alguno de los parches a los que hago referencia, la zona de las puertas suele ser la más castigada.


Dando la vuelta exterior me interrumpe el capataz, "no funciona la luz de la bodega trasera". Y es que puede parecer algo insignificante, pero lo cierto es que no se pueden descargar las maletas sin ver. De modo que el avión se mantiene sin descargar ni una sola maleta.

Directamente voy a hablar con el comandante, un señor mayor, de pelo blanco que me recibe en inglés de un modo encantador y que al escuchar las noticias de la falta de luz en la bodega cambia a un gesto de duda y también de decepción. Me comenta que no disponen de mantenimiento en ese aeropuerto...mi cara debió de ser un poema al escucharlo. El caso es que si algo le ocurre al avión, deben de contratar sobre la marcha los servicios de alguna empresa de mantenimiento y pagarles allí mismo. 

Yo no terminaba de creerme que no tenían mantenimiento hasta que vi al copiloto con un fajo de billetes en un sobre que iba despacio contando.

Mientras yo había vuelto a la bodega a informar al capataz, aparece el comandante con la linterna del avión..."¿Podéis descargarlo con esto?" Su cara lo decía todo y es que el comandante trataba de buscar una solución al problema, sin tener que recurrir a pagar por el mantenimiento. 

Al ver al comandante con la linterna, no sabíamos si reir o llorar, la situación se tornaba surrealista...

Finalmente y después de diferentes pruebas con los breakers en cabina (breakers son unos interruptores de corriente similares a un fusible) el problema se solucionó con un cambio de breaker, parece que el propio breaker estaba estropeado.

Y todo esto podría quedar en una anécdota sin más, si no fuese porque semanas después ese avión volvió a Madrid y el fmc del comandante no funcionaba... Para los profanos, el avión lleva digamos que dos ordenadores a traves de los cuales cada piloto introduce los datos de performance, de velocidades, la ruta, la radionavegación, etc... Es una parte bastante importante, tal vez no fundamental siempre que el otro funcione, pero si es bastante llamativo que el avión se vaya sin un fmc que funcione. Doble carga de trabajo en este caso para la copiloto que casualmente era española.

Pero lo más impactante ocurrió hace unos días cuando una compañera al realizar la puesta en marcha escuchó un fuerte ruido y un chorro de fuego saliendo del APU, al instante pidió al comandante que detuviera la puesta en marcha, cosa que al parecer no hizo y continuó arrancando el motor como si nada...

Lamentablemente, no todas las compañías son igual de severas con los recursos que destinan a mantenimiento, es cierto que es una excepción con respecto al resto pero es curioso que sea tan palpable que las condiciones de ese avión sean cuanto menos dudosas. Y con ello no digo ni que incumplan la normativa ni que estén fuera de los límites, pero ver un avión así es normal que pueda generar dudas sobre sus condiciones.

Espero que pronto puedan disponer de mejores aviones, más nuevos y mejor cuidados.

Sin ser la misma compañía, se puede observar que a veces los golpes son numerosos, tanto que parece que uniendo los números saldrá un curioso dibujo.


Buenos vuelos pero sobre todo que sean seguros!