adpv cabecera

lunes, 17 de octubre de 2016

El fin de la aviación ultraligera

Desde el auge de la aviación ultraligera, hará unos 10 años, este tipo de aviación ha acercado a casi todos los bolsillos la posibilidad de volar desde un paseo hasta hacerse piloto a un precio "low cost". 

Esto ha propiciado el desarrollo como setas de las escuelas de ultraligero a lo largo y ancho de España, puesto que volar se había convertido en un hobby asequible a casi todos los bolsillos, aprovechando una normativa obsoleta, unos aviones de gran calidad y unos magníficos precios tanto de consumo como de mantenimiento.

Pero hace aproximadamente un año, se presentó una nueva normativa, propiciada principalmente por la gran cantidad de accidentes mortales que ocurrieron desde aproximadamente el año 2012, las carencias en la instrucción de los pilotos, unidas en muchas ocasiones a deficiencias en el mantenimiento forzaron una nueva normativa más exigente en lo referente a requisitos tanto en la teoría como en la fase práctica, nuevos exámenes que a más de uno le costó una desagradable sorpresa, pero que era necesario para aumentar la seguridad de los nuevos pilotos e inculcar una cultura de seguridad a todos los pilotos de ultraligero. También se creó una comisión de investigación de accidentes para ultraligero con la intención de aprender de los errores y enfocar el esfuerzo en mejorar los puntos débiles.

Y es que creo que nadie está en contra de que se mejore y se evolucione en la aviación ultraligera.

El problema comienza hace unas semanas o meses cuando se comienza a oir el rumor de que los ultraligeros podrían tener que hacer el mantenimiento vinculado a un CAMO y el mantenimiento pasaría de ser realizado por el propietario ( o en quien este lo delegue ) a que lo hiciera un mecánico aeronáutico, en un centro autorizado y con unas piezas con número de serie y trazabilidad (seguimiento de la pieza a lo largo del tiempo, al igual que un número de bastidor en un coche).

Y el rumor, comienza a convertirse en pesadilla con el nuevo borrador que circula desde hace unos días...

Este borrador va a suponer la obligatoriedad de disponer de un CAMO , un programa de mantenimiento para el avión y todo lo antes mencionado. 



¿Qué puede suponer esto en la aviación ultraligera?

El sobre coste asociado a todo esto puede suponer un incremento determinante para la continuidad de muchos pilotos en esta actividad. 

¿Mejorará la seguridad?

Para los pilotos que cumplen con un buen mantenimiento de sus aviones, no tiene por qué haber una diferencia sustancial en la seguridad. Para los pilotos que no la cumplen, supondrá la obligación de que un mecánico aeronáutico revise el avión y certifique con su firma que el avión cumple con los requisitos de aeronavegabilidad.

Por tanto, mi conclusión personal es que la mejora en la seguridad no debe venir forzada por una nueva normativa que deje en tierra a muchos a costa de dejar sólo a los bolsillos más pudientes, si no por mejorar e incrementar los controles a los aviones, verificando que se cumple con un mantenimiento adecuado en los aviones y éstos se encuentran en condiciones para mantener el certificado de aeronavegabilidad en todo momento. 

Por otro lado, me gustaría saber qué ha hecho AEPAL, o que pretende hacer ante este borrador que puede suponer el fin del crecimiento de la aviación ultraligera en España.

¿Habrá que matricular los aviones en otros paises? Que alguien vaya haciendo cuentas...

Cuando una solución se puede convertir en un problema, no es una solución. Y vamos de cabeza a un problema que puede llevar a dejar en tierra a muchos pilotos, a muchos aviones y al cierre de muchas escuelas de pilotos a las que no le saldrán los números.

Os dejo el enlace del nuevo borrador para que podáis leerlo

http://adf.ly/1euHPC para verlo sólo debéis de saltar el anuncio ;) 



Espero que toméis vuestras propias conclusiones sobre el borrador, si os es posible, compartid la entrada del blog con vuestros amigos pilotos para tener un mayor alcance y tratar de cambiar esta situación que aboca al fracaso de la aviación ultraligera en España.

Un saludo y buenos vuelos, ojalá todos podamos seguir volando y disfrutando!