lunes, 15 de febrero de 2021

Silencio radio

 No, no me ha tragado la tierra, afortunadamente, de momento tampoco he contraído el virus, asi es que me doy por satisfecho. 

Mantengo mi puesto de trabajo, vuelo muy muy poco, pero vuelo, tengo un sueldo con el que me voy apañando y me considero una persona afortunada.

Estoy de destacamento en Mallorca, y dedico mi tiempo principalmente a hacer senderismo, correr, pasear, nadar en el mar, ver atardeceres, leer y cocinar...y es que en la aviación siempre nos quejamos de no tener tiempo para nada y vamos posponiendo el hacer ejercicio, o el dedicarnos tiempo para nosotros, o el comer algo más sano para más adelante...ese más adelante es sin duda el ahora...ya no hay excusas, tiempo hay para todo.

Puigmajor hasta arriba de nieve


Probablemente ésta sea la entrada del blog menos aeronáutica, pero también es interesante conocer a qué dedico mi tiempo en estos momentos, y ojalá anime a alguno a levantarse del sofá y a poner su vida en marcha.

Levantar pesas, es otro buen pasatiempo

A unos minutos de casa, éstas son las vistas
Nunca me he considerado un senderista profesional, sencillamente un aficionado de los paisajes y de la paz que me aporta recorrer esos caminos, desde hace años, con intermitente frecuencia he tratado de escaparme a hacer alguna ruta, aunque como mucha gente, ha sido en esta nueva "normalidad" cuando más estoy subiendo a la montaña. De la mano de unos amigos en Mallorca he tenido y tengo la oportunidad de adentrartme en lugares mágicos de la isla, de llenar las botas de polvo, barro, agua o nieve...verme con nieve hasta las rodillas, barro por todo el cuerpo, calado de agua, o sudando al sol me da una paz y una sensación de bienestar comparable a pocas cosas. Me permite ver paisajes de película o la naturaleza en su máximo esplendor. 

Nació unas horas antes


He de reconocer que lo de hacer actividades yo solo, me sigue dando un poco de reparo...pero cuando me compré el neopreno, sabía que acabaría bañándome en el mar yo solo, con o sin miedo. Y evidentemente así ha sido.

Es Trenc, primer baño yo solo con mi nuevo neopreno

El mar me carga las pilas
Tener el mar, los atardeceres y vivir en una zona tranquila fueron los requisitos a la hora de venirme a vivir aquí, y esta vez, a diferencia de Barcelona, creo que acerté de pleno con el lugar en el que vivo...y os contaré un secreto...aquí salgo a la calle sin mascarilla, puedo pasear sin ella, y eso me hace olvidar por un rato esta maldita pandemia. Por supuesto que me la pongo cuando toca, pero os aseguro que donde vivo, esto se lleva de un modo más tranquilo comparado con las grandes ciudades.

Cala pi, donde me di el primer baño en Enero
Algunas tardes cojo y me voy a ver atardecer mientras leo, con el sonido del mar de fondo, yo mismo me sorprendo..."demasiado idílico para ser real", pero es real...el sol cae sobre el mar, la temperatura baja de golpe y me vuelvo dando un paseo a casa antes de quedarme congelado, los días poco a poco son más largos, aunque la meteo aquí me tiene un poco descolocado, viento, lluvia...es como que no hay manera de pillar días de sol seguidos...pero todo llegará.


Durante mi estancia en Madrid, antes de venirme a Mallorca, me compré la famosa thermomix del lidl, mi conocimiento sobre la cocina es entre nulo y escaso, pero sí tenía curiosidad, asi es que fue uno de mis acompañantes en el ferry que me trajo a Mallorca y con tanta incertidumbre como fortuna he acabado comiendo platos que yo mismo consideraba imposibles de hacer yo mismo...y aunque no soy ni seré un experto en la cocina, verme capaz (con videotutoriales jajaja) de cocinar cosas ricas, sanas y diferentes, también ha sido un reto superado en estos últimos meses.

Bao-buns, gyozas y secreto ibérico


Sigo sorprendiéndome  de lo ricos que están los bao-buns

Otra de mis nuevas aficiones es la lectura, en mis últimos 10 años o más apenas he leído cosas que no fuesen manuales, escritos en inglés y bastante aburridos...y aunque no soy muy aficionado a novelas, he encontrado mis nichos de lectura, con libros relacionados con la economía, la psicología, el deporte o la cocina, para leer todo lo que tengo ahora mismo pendiente, necesitaría meses o años, pero poco a poco voy avanzando, aprendiendo y disfrutando de la lectura.

Y es que para bien o para mal, la vida sigue, y trato de no darle demasiadas vueltas al pasado, ni de atormentarme con los posibles futuros.. asi es que toca disfrutar de lo bueno que tenemos en este momento.


Saludos!






No se a vosotros, pero a mi esto me mosquea bastante...




Junto a Mhares, otro de esos lugares especiales













Incluso he tenido tiempo para una escapada...



1 comentario: