adpv cabecera

viernes, 1 de abril de 2016

El peligro de las aves

Estamos viviendo una proliferación de accidentes fatales relacionados con el impacto de aves de gran tamaño contra avionetas o aeronaves ligeras.

Y es que, ambos volamos en el mismo lugar, y debemos tener cuidado de evitar o de al menos tener medidas que disminuyan los efectos del impacto con un ave de gran tamaño.

Los que voláis, sabéis que a veces es sencillamente imposible verlos, puedes ver la sombra al pasar a toda velocidad, lo ven otras personas dentro de la avioneta o sencillamente pasan al lado y nadie se da cuenta. Por ello, hoy quiero dar unos consejos para todos los pilotos, que son de sencilla implantación en nuestro día a día como pilotos.



En primer lugar, debemos mirar fuera. Y es que puede parecer obvio, pero hoy en día, el que no va con pantallitas en el avión, va mirando la pantallita del móvil o la del gps, y eso por no entrar a hablar de los que tienen piloto automático, que van de espectadores del vuelo en muchas ocasiones. Abrir el abanico de visión hacia los laterales, arriba y abajo nos aumentará las posibilidades de ver un ave de gran tamaño o un grupo de aves en una zona.

En segundo lugar, volando en una zona muy transitada, en un circuito o cerca de algún otro campo, si observamos la presencia de pájaros de mediano o gran tamaño, así como grupos de aves, nuestra obligación es notificarlo para que el mensaje llegue a cuanta más gente mejor. El ave que tú has visto, es el ave que tal vez otro piloto cercano no haya logrado ver, y tu ayuda puede ser fundamental, alertando de su presencia.

En tercer lugar, evitar en la medida de lo posible los lugares conocidos de presencia de aves, puertos pesqueros, zonas de cría en montaña, embalses... Sobrevolar un embalse aumenta un riesgo y que habitualmente no los veas...no significa que no estén.



En cuatro lugar, otra obviedad, pero que por obvia resulta incoherente ver cómo se sigue produciendo. Mantén el campo de vuelo limpio, no produzcas residuos orgánicos por la pista, hangar, etc...esto puede atraer a aves y a otros animales peligrosos para nuestra actividad, como roedores, liebres, conejos...

En quinto lugar, si tienes luces estroboscópicas, úsalas!!! No están ahí para flashear a la gente en tierra, si no para tratar de espantar a las aves, en fases críticas o en ruta si hay presencia de aves, enciéndelas. Recuerda que un principio básico en la aviación es ver y ser visto,y me temo que las aves no llevan ni radio ni luces.

Y hasta aquí los consejos enfocados a la prevención...

Vamos ahora con ¿qué hacer ante un impacto inminente?

Las aves de gran tamaño no suelen tener depredadores, esto supone que estas aves no suelen asustarse al vernos, nos observen e incluso nos puedan llegar a atacar.

Dicho esto, no podemos esperar ayuda alguna por parte de las aves, si no más bien todo lo contrario.

Un impacto a unos 200-300 kmh con un ave de unos 10kg y una envergadura de unos 2,5 m puede tener consecuencias fatales en muchos casos, produciendo la rotura de la estructura, el bloqueo de los mandos o sencillamente que el avión nos de en la cara al romper el cristal del parabrisas. 

Ante un impacto inminente, debemos levantar bruscamente el morro, ofreciendo al ave toda la zona de la panza del avión, esto, en la mayoría de los casos, protegerá en gran parte las zonas más sensibles del avión (parabrisas, mandos de vuelo en cola...) y es que estas aves, por naturaleza, pican cerrando las alas y volando como una piedra hacia abajo, de modo que subiendo el morro ganamos opciones de que el ave trate de esquivarnos hacia abajo, esa decisión de subir el morro puede marcar la diferencia entre impactar o no, y entre un gran destrozo o una anécdota de un susto en vuelo.


Y es que los pilotos podemos prepararnos mil millones de veces para un fallo de motor, para un aterrizaje fuera de pista, pero no podemos practicar impactos contra aves, ni volar con un ala que ha salido arrancada... Por ello, la preparación debe ser en tierra, con una correcta formación, conociendo el entorno, y las medidas a tomar, sobre todo para prevenir el impacto y teniendo claro, y de forma instintiva, la reacción correcta ante un impacto con ave inminente.

Ojalá, no veamos más accidentes de este tipo, que aun siendo inevitables en muchas ocasiones, podamos hacer algo para disminuir los impactos y las consecuencias de ellos.

Buenos y seguros vuelos, para aves y pilotos!