adpv cabecera

domingo, 1 de noviembre de 2015

Enseñar lo aprendido

Hoy, unos dos meses después de empezar a trabajar de coordinador, he tenido a mi primer "alumno", ha venido conmigo y a duras penas ha tratado de seguirme el ritmo, era además su primer día.

He tratado por todos los medios posibles de ayudarle, de quitarle mucha carga de trabajo, pero aun así el pobre estaba algo perdido. Sin poder remediarlo me he visto a mi mismo cuando empecé...no lograba entender nada de lo que ocurría y no tenía la información suficiente ni siquiera para hacer la hoja de carga, por eso, hoy he tratado de que este chico la tuviera casi a la vez que la obtenía yo.

No es nada fácil.

Soy instructor de vuelo pero también he sido alumno. Hoy he sido por un rato instructor de coordinadores, me gusta enseñar a gente, me ayuda a mejorar y aprender yo mismo y puedo compartir lo poco que humildemente he aprendido, con mis alumnos.


Hemos hecho dos vuelos, muy muy seguidos, eso hace que el segundo sea muy a tronpicones y deprisa. Se lo advertí en la sala de operaciones, "llegado un punto, todo comienza a pasar muy deprisa, no te agobies, sólo trata de ver lo que hago y si puedes trata de seguirme con la hoja de carga". Para ser el primer día, no se le ha dado mal podríamos decir. La formación con la que salimos del curso es como poco "muy justa". Y la empresa nos "suelta" en menos de una semana...es sin duda lo más complicado, adaptarse a un ritmo tan fuerte, estresante y cambiante...y no caer en el intento.

El primer vuelo le he podido ir explicando más y sobre todo irle anticipando lo que iba a ocurrir en los siguientes minutos. En el segundo ya no...al llegar los pasajeros ya estaban casi todos embarcados, las maletas listas en la bodega y había que poner el "turbo" para entregar la hoja de carga en hora.

Ambos vuelos han salido en hora, pero me hubiera gustado poder tener algo más de tiempo para explicarle más cosas y hacerlo con más calma. Pero no es posible, los aviones no esperan, y si esperan, y es por mi, malo...

Al volver a la sala de operaciones he estado ya con más calma tratando de resolver todas sus dudas, me he quedado unos minutos más de mi horario, pero ha merecido la pena. Mañana, este chico volverá a enfrentarse a uno o varios vuelos y cada día irá ganando en responsabilidad y confianza hasta que en poco menos de una semana, se enfrente a su primer vuelo solo, y si, aquí también tenemos "sueltas".

Buenos vuelos y all doors and hatches are closed, pin is installed!!!