adpv cabecera

jueves, 24 de septiembre de 2015

Sin miedo al fracaso

Sí, he fracasado, una y mil veces. Y lo seguiré haciendo.

Recuerdo cuando al principio me ilusionaba con los proyectos que salían, las oportunidades de trabajo como instructor de ultraligero, para montar una escuela o para hacerme cargo de la ya existente, quedan ya pocas provincias donde no haya surgido algo a lo largo de estos últimos años. Han sido muchas y sin embargo casi todas son proyectos fracasados. A veces me ha molestado más la falta de cortesía o educación que el perder un proyecto, a día de hoy sigo esperando muchas llamadas para decirme que ya no están interesados.

También he fracasado ya como piloto comercial en una entrevista con Ryanair, si, también he fracasado en ese aspecto. Tampoco pude acceder a las de Iberia express por falta de horas creo, aunque tampoco pedían un mínimo, aunque esto más que un fracaso es frustrante.

Pero lo cierto es que sigo de pie, con ganas e ilusión. Esperando la oportunidad adecuada en el lugar adecuado. Llegará. Y lo hará porque trabajo cada día con la misma ilusión del principio, porque las desilusiones duran el tiempo que tú permitas que duren y sin embargo hacen que pierdas un tiempo precioso en seguir buscando opciones e ideas nuevas.


No desisto en encontrar un trabajo como piloto, los fracasos no son un lastre, son una forma de mejorar, de ver tus puntos débiles y poner más trabajo para reducirlos. Tú pones tus propios límites, asi es que ¿dónde están tus límites?

Fracasa como parte esencial de tu proceso de formación como piloto, pero sobre todo como persona, pero no desistas en lograr lo que quieres.

En definitiva, no siempre se gana, y aprender a digerir una derrota y continuar con el mismo esfuerzo e ilusión es lo importante. Fracasa las veces que haga falta hasta llegar a la victoria.

Buenos vuelos y sin miedo al fracaso!