adpv cabecera

jueves, 2 de octubre de 2014

Objetivos por cumplir

Es curioso, para la edad que tengo y para, a día de hoy, no ser ni tan siquiera piloto comercial, me he forjado un currículum que cada vez que lo veo, me siento muy orgulloso.

Tengo compañeros que a día de hoy tienen su licencia de piloto comercial, y eso es todo lo que tienen. Yo sin embargo no me puedo estar quieto. Me gusta lo que hago, y aunque no me guste todo (detesto el "mamoneo" y los "chanchullos" de la aviación) lo cierto es que disfruto ya no sólo volando, si no también en lo que rodea a la aviación.

Pero como soy un inconformista, siempre me quedan objetivos pendientes, cosillas por hacer. Algunos los llamarán caprichos, tal vez, para mi no son más que objetivos por cumplir.

¿Y cuáles son estos objetivos? 

Uno de ellos, que no se me quita de la cabeza es el de sacarme la habilitación de vuelo de montaña. Ya hablaré y desarrollaré bien este tipo de vuelo, por ahora, sólo decir que es un vuelo en el que prácticamente cualquier lugar se convierte en "aterrizable" . Se vuela con unas grandes ruedas, conocidas como "Tundra" que amortiguan los fuertes aterrizajes sobre terrenos no preparados.
Este tipo de vuelo, amplía mucho los horizontes y los conocimientos de cualquier piloto, adaptarse para aterrizar casi en cualquier sitio, aporta una seguridad impagable para el resto de operaciones con otros tipos de aviones.


El segundo objetivo es probablemente más por capricho y diversión que por un aprendizaje o una gran evolución en el vuelo. No es ni más ni menos que el vuelo acrobático. Dar giros, piruetas, loopings, barrenas, etc es algo que rompe con todos los principios de vuelo que cualquier piloto estudia y experimentarlo debería ser obligatorio para conocer los límites de un avión llevados al extremo. Sentir las fuerzas G en su máximo exponente y comprobar cómo reacciona tu cuerpo, hasta dónde puedes aguantar.
(video del amigo Ernest Tuckie, más en su canal https://www.youtube.com/channel/UCcQQO-lSkhBqFM9iTiFOAkw)

El tercer objetivo, hasta hace no demasiado era casi una utopía en España, y aunque sigue siendo complicado, parece que comienza a haber cierto movimiento y ciertos lugares donde se practica. Estoy hablando del vuelo en hidroavión. Casi todo el mundo aterriza en pistas asfaltadas, un pequeño grupo de "locos de los aviones" aterrizamos en pistas de tierra en campos de vuelo y luego, un paso más allá, están los más #aerotrastornados que son los que pasan olímpicamente del suelo y utilizan el agua para empezar y terminar sus vuelos. Un buen reto amerizar con algo de oleaje, tengo ganas.



Vamos ya a por el cuarto objetivo, tal vez, el objetivo más disparatado y divertido, también el que más lejano y complicado veo de cumplir. Curiosamente este objetivo no está enfocado a que yo pilote nada, pero sí a que vuele, y vuele de un modo muy especial. Quiero participar en un vuelo de gravedad cero. Y muchos de los que me conocéis diréis -"ya te pasas el día haciendo ingrávidos". Y aunque yo lo negaré ante cualquier tribunal, lo cierto es que ya conozco bien la ingravidez y la gravedad negativa, pero lo que busco es hacerlo y experimentarlo con total libertad, sin estar atado por el cinturón, poder moverme, lanzarme, voltearme, etc... Una experiencia entre lo real y lo místico, entre la Tierra y el espacio, vamos, un lujazo al alcance de unos pocos, y no se si alcanzaré a ser yo uno de ellos. Ya se verá.

No quiero seguir demasiado con la lista, hay otros muchos pequeños objetivos, cosas que me llaman la atención, que no se si me gustarían o no, como puede ser el paracaidismo.

En resumen, la vida está llena de objetivos por cumplir, y la diferencia entre cumplirlos y no, casi siempre está en tus manos. Mucha gente no pensaba que jamás llegase a ser piloto, y aquí estoy. "Piloto de carritos del Carrefour" me decían... Un saludo a todos los que me dijeron eso y cosas similares. 

Estos son mis objetivos, no profesionales claro. Y ten claro que pondré el esfuerzo necesario para cumplirlos, tal vez no todos, pero sí unos cuantos.

Buenos y divertidos vuelos!