adpv cabecera

jueves, 25 de septiembre de 2014

El boom de los drones

Vivimos en un entorno en constante desarrollo tecnológico, en una aviación que cuenta con poco más de 100 años de antigüedad y todo ello ha pasado muy deprisa, lo que ayer se estudiaba, hoy se queda obsoleto por completo.

Algo así nos ha pasado con los drones, RPA´s o como queráis llamarlos. No son otra cosa que aeronaves no tripuladas dirigidas desde un puesto de control remoto. El concepto es tan ambiguo que a día de hoy no queda muy claro qué es, qué no es, dónde vuelan, cómo vuelan, etc...

La normativa española ha salido de forma atropellada, un parche puesto para salir del paso hasta esperar una normativa más sólida mientras se gana tiempo para que Europa regularice y España simplemente se adapte a lo que nos llegue desde Europa, lo que se conoce como "copiar y pegar".

El caso es que estos curiosos aparatos están llamados a revolucionar por completo el mundo aeronáutico, especialmente en todo lo relacionado con los trabajos aéreos, en los que sencillamente, las empresas de trabajos aéreos han "perdido la batalla".

Si bien es cierto que aún queda por evolucionar, especialmente en lo relacionado a baterías eléctricas, es decir, autonomía de vuelo, la realidad es que los drones civiles están cambiando la concepción de los trabajos aéreos como pueden ser:

· Fotografía aérea
· Fumigación
· Control aduanero
· Vigilancia contra incendios
· Control de masas de personas
· Publicidad aérea
· Búsqueda y rescate
· Trabajos topográficos
· Trabajos cinematográficos

Recordemos que los drones permiten todo este tipo de trabajos a un coste muy inferior al actual, sin poner en riesgo la vida de pilotos, y con una versatilidad nunca antes conocida, es decir, podemos crear un drone específico para nuestra actividad concreta, optimizando así sus posibilidades.

Como siempre, no llueve a gusto de todos, los que hasta ahora han vivido de los trabajos aéreos ven a estos nuevos aparatos como una amenaza para sus puestos de trabajo, es lo normal, renovarse o morir, las máquinas robotizadas han llegado a nuestro sector, pero... ¿quién dijo que eso quita puestos de trabajo? ¿Hemos pensado, estimados compañeros pilotos, en la cantidad de trabajos y de posibilidades que se abren a nuestro paso?

Muchos pilotos no conciben volar si no es en una aerolínea y cobrando un sueldazo, es una realidad, pero también lo es que a los que nos gusta volar, nos gusta en todas sus facetas, desde un drone, un ultraligero, una avioneta o el simulador que tenemos en casa.

Pronto veremos todos estos drones surcando los cielos, fotografiando los campos, vigilando en un estadio de fútbol, ayudando en el rescate de un montañero o en la extinción de un incendio...

Estoy teniendo la suerte de adentrarme poco a poco en este mundillo lleno de posibilidades, conociendo a pilotos de drones, a fabricantes, a inversores...una verdadera fuente de posibilidades que se abre a nuestro paso.

Iré contando las novedades de este mundillo.

Un saludo y buenos vuelos, para los que se suben y para los que controlan desde tierra el vuelo