adpv cabecera

sábado, 26 de abril de 2014

La alocada alimentación del piloto

Desayunar pizza, comer un donuts y cenar en un chino...

Y como ese ejemplo, podría poner muchos más...y sobre todo, muchos en los que nos vemos obligados a comer a deshora o a saltarnos una comida.

Una de esas cosas que vas descuidando cuando la programación de vuelo se vuelve, incómoda, es la alimentación. Al final acabas recurriendo a bebidas energéticas, a café o a comidas preparadas, y eso cuando tienes acceso a ello...hay veces que ni eso.

Conozco pocos pilotos comerciales con sobrepeso, uno de los motivos tal vez sea este...
El caso es que al final todos, sin excepción, llevamos unos hábitos alimenticios muy irregulares.

Por eso, hay veces que no tienes nada de hambre, y otras te comerías a una vaca a bocados, depende del día y del momento...aunque siempre hay comilonas a las que no puedes decir que no.

Buenos vuelos!