adpv cabecera

sábado, 22 de junio de 2019

Evitando retrasos en los vuelos

Evitar o recortar el retraso en un vuelo es todo un arte, del que dependen demasiados bailarines para que todo en conjunto salga bien, como coordinador de vuelo, he tenido la suerte de estar muy metido en la operación de los vuelos, cogiendo ese olfato que da la experiencia para poder anticiparme y prevenir un retraso, un problema y así evitarlo o mitigarlo si el retraso es irremediable.

Amanecer cerca de Grecia, volviendo de Tel Aviv
Y es que hay retrasos que son irremediables, principalmente los relacionados con los SLOTS, puesto que si hay congestión, poco se puede hacer más que esperar turno para poder salir. Sin embargo, otra serie de detalles si pueden cambiar que un avión salga o no en hora.

Y es aquí cuando pongo el ejemplo de los equipajes de mano. Hablo de este asunto porque es uno de los motivos de pequeños retrasos más recurrente, evitable y en el que un poco de implicación y buena actitud por todas las partes puede hacer que no exista ningún retraso...

Os voy a poner dos casos para que comparéis: (Generalizaré con una sobrecargo mujer, coordinador hombre, agente de embarque mujer y piloto hombre, ya se que no siempre es así, pero si no...no hay quien sea capaz de escribir, se entiende, no?)

Caso 1

La sobrecargo se queda sin espacio en cabina, el coordinador no se encuentra cerca de la puerta del avión, por lo que se ve obligada a parar el embarque hasta que apareza, aparece a los 2 minutos, avisa a la puerta de embarque y al minuto baja una chica de embarque con 10 etiquetas para bajar las maletas a la bodega. La sobrecargo vuelve a cabina, la chica de embarque se queda sola etiquetando y el coordinador vuelve a pista y avisa al capataz de que se van a bajar maletas. 4 minutos después de comenzar a etiquetar maletas, la chica de embarque se queda sin etiquetas, el embarque se vuelve a parar mientras la chica sube a la puerta de embarque a pedir más etiquetas, mientras tanto, 10 maletas se acumulan en la puerta del avión porque aún nadie ha subido a buscarlas. La chica de embarque vuelve a bajar sola con otras 10 etiquetas que con suerte le permitirán terminar de etiquetar las maletas, algunos pasajeros se impacientan en la puerta del avión, suben un agente de rampa que baja por el tobogán la maleta a la pista, esta maleta se sube en un carro que después se subirá en una cinta al avión donde será cargado para después cerrar las redes, desconectar la cinta y cerrar la bodega.

Conclusión, un retraso de unos 8-10 minutos, en etiquetar, bajar y cargar las maletas en la bodega.

Amanecer en Ibiza mientras cargan el avión
Caso 2

Desde la puerta de embarque se etiquetan las maletas en función de la ocupación del vuelo, llegando a la puerta del avión etiquetadas un numero de maletas que oscila entre las 20-30 en función de si el vuelo va lleno o no, el destino, el tamaño de los bultos de mano, etc... Lamentablemente, sigue sin haber espacio en cabina, pero esta vez, el coordinador está en la puerta de embarque y avisa inmediatamente a la puerta de embarque, de donde bajan dos personas con 40 etiquetas que van preparando con el núm de vuelo, el destino a falta de poner el "boarding number" del pasajero. La sobrecargo también prepara en cabina etiquetas por si faltan. Cuando se comienza a etiquetar, el coordinador avisa a los agentes de rampa, que se preparan para bajar las maletas, uno sube a la puerta del avión y otro espera las maletas abajo para subirlas al carro, al terminar se llevan las maletas a la bodega, se cargan y se cierra la bodega.

Conclusión, el trabajo coordinado y en equipo del personal de embarque, coordinación, rampa y tripulación hacen que el retraso no exista o sea mínimo.
Aproximación a Lisboa


Éstos no son más que dos ejemplos genéricos de lo que habitualmente sucede, luego hay mil variantes, muchas sobrecargos salen del avión a etiquetar maletas y ayudar, incluso yo mismo he salido de cockpit para ayudar a gestionar el etiquetado de maletas y que se bajesen lo antes posible a la bodega, ¿Es estrictamente ese mi trabajo? No, pero gracias a la implicación de alguna de las partes, a veces se solucionan los retrasos con pequeños gestos.

El imponente a-380
Por otra parte, he de reconocer que echo de menos coordinar vuelos, gestionar a los diferentes grupos de personas que trabajan en un vuelo para poder sacarlo en hora, haciendo en muchas ocasiones mil malabares para que todo funcione, y es que coordinar un vuelo, como he contado en varias ocasiones, es anticiparse al problema, y buscar soluciones de forma proactiva.

Este verano se presenta "movido" en muchos aeropuertos, especialemente en Barcelona, asi es que si vas a volar, mi consejo es que vayas con tiempo suficiente, pero sobre todo cargado de paciencia, mano izquierda y si te toca bajar la maleta, te anticipes a ello cogiendo las cosas que puedas necesitar en vuelo, los dispositivos electrónicos, cosas "rompibles", etc.

Amanecer sobre Francia de camino a Liverpool para los vuelos de la Champions
Disfruta del verano y muy buenos Vuelings
Atardecer volviendo de Bilbao

Paris, ves la torre Eiffel?







No hay comentarios:

Publicar un comentario