adpv cabecera

miércoles, 13 de marzo de 2019

Mi opinión sobre lo ocurrido #737MAX

Lo primero de todo es recordar que la seguridad siempre es lo primero.

Dicho esto, quiero dar mi opinión sobre la decisión de EASA de dejar a todos los aviones 737 MAX en tierra y sobre el modo de aplicar esta decisión. Por supuesto, quiero insitir, que es mi opinión personal y que cada uno es libre de discrepar de mi opinión.

Actualmente, casi todos los aviones de transporte comercial con capacidad para más de 100 personas, disponen de numerosos ordenadores, basados en un software que, a priori, facilita la labor del piloto, supervisa y/o controla los input que hace el piloto e incluso en ciertos momentos, puede tomar decisiones que anulen por completo las decisiones de los pilotos, si el software considera que la decisión del piloto puede empeorar una situación.

Como digo, a priori, estos ordenadores y este software, nos han permitido reducir los errores humanos, y hacer del vuelo algo más cómodo y más seguro. Pero, al igual que en un ordenador doméstico, los ordenadores sufren errores, fallos, tienen problemas de diseño de software, etc...

Los pilotos, hemos evolucionado de ser unos magníficos aviadores a ser unos pilotos que gestionan, y supervisan el progreso del vuelo que gestiona (después de introducir los pilotos los parámetros de ruta, pesos, velocidades, etc...) todo un conglomerado de ordenadores.

Volar un avión de estas características, es en general más sencillo de pilotar, pero requiere de una supervisión más concienzuda, de una interpretación de ciertos errores, que pueden ser derivados de otros que en principio están ocultos, o sencillamente indicaciones erróneas o falsas alertas. Por tanto, no por tener más ordenadores, es del todo más sencillo.

Para un piloto, conocer, comprender, asimilar y aplicar en la práctica muchas cosas de estas puede resultar en ocasiones complejo. Los ordenadores, software y procedimientos cambian de vez en cuando y todo ello puede crear una confusión que lleve a aplicar un procedimiento obsoleto, o para otro tipo de software.

No quiero entrar demasiado a analizar los dos accidentes, no me corresponde hacerlo y para ello están trabajando las comisiones de investigación de accidentes.

Pero sí quiero hablar de la decisión de EASA de dejar en tierra al modelo 737 MAX.

Y es que, recuperando mi primera frase de la entrada del blog, la seguridad es lo primero. Y nadie duda de ello. Pero dejar en tierra a este modelo en el modo que se ha hecho, ha puesto en cierto peligro la seguridad de muchas aeronaves que se han visto obligadas a desviarse en mitad del vuelo a destinos en muchos casos aislados, desconocidos para los pilotos y exponiendo a tripulaciones y pasajeros. Hay que tener en cuenta que ahora, hay que recolocar a todos estos pasajeros y tripulaciones.

Recolocar a miles de pasajeros y tripulantes supone un importante gasto para aerolíneas, hoteles, dietas, reclamaciones, etc...

Es el momento de recordar un dato...ambos aviones accidentados, han sufrido un accidente a los pocos minutos del despegue, por tanto mi pregunta es...¿Se justifica que en pro de la seguridad, aviones en mitad de su crucero se vean obligados a desviarse a lugares fuera de Europa en mitad de su vuelo? A mi humilde criterio, no.

Lo más razonable para mi, y para otros muchos pilotos que conozco, hubiese sido impedir el despegue de cualquier aeronave 737 MAX desde cualquier aeropuerto europeo.

El impacto económico para el fabricante Boeing, para las compañías que vuelan este modelo, pero sobre todo, para la sociedad en general, puede ser un lastre importante. Se ha generado una alarma social sobre la seguridad aeronáutica, y eso es inaceptable.

Los pasajeros no tienen por qué conocer la diferencia entre un 737 y un 737 MAX, sin embargo, al saber que volarán en un 737 irremediablemente estarán inquietos, incómodos y se sentirán inseguros.

Quiero recordad que la aviación es segura, muy segura. La decisión de no permitir el vuelo en Europa de estas aeronaves es para permitir un tiempo para esclarecer todo lo ocurrido, revisar los aviones, y comprobar si se puede hacer algo para modificar el software o lo que sea necesario para evitar que un nuevo accidente vuelva a ocurrir, es una medida de precaución, que se ha tomado de un modo desacertado.

Y esta es mi opinión.

Ojalá, por el bien de todos, pronto se saquen conclusiones, se puedan limar fallos si es que los hubiese y los aviones puedan volar de nuevo con total seguridad.

Un saludo y buenos vuelos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario