adpv cabecera

miércoles, 24 de junio de 2015

Los insensatos del láser en Córdoba

Hacer un vuelo visual nocturno siempre entraña una serie de riesgos que no ocurren de día. Las zonas no iluminadas se convierten en "la oscuridad" ante un fallo de motor o la necesidad de hacer un aterrizaje de emergencia, todo se complica exponencialmente. Los cables de alta tensión no se ven, el suelo tampoco, y las opciones disminuyen drásticamente. Hay que tener mucho cuidado y tener siempre un ojo en las carreteras y pueblos cercanos.

El vuelo en esta ocasión era a Sevilla y pasaríamos por Córdoba, donde daríamos vueltas unos minutos.

Sobrevolar la ciudad de noche fue una pasada, volábamos a 8500 pies y la veíamos en toda su plenitud.


Pero a los pocos minutos sobrevolando Córdoba comenzamos a notar unas luces verdes que nos deslumbraban, al principio pensé que habría sido casualidad, pero al poco me di cuenta de que nos daban una y varias veces con el láser. Pero ya no sólo desde un lugar, si no desde varios puntos diferentes...

La cabina se iluminaba entera de color verde y al mirar fuera te cegaba, hasta desde cuatro lugares diferentes provenían las dichosas luces, y no eran ni de discotecas ni de lugares así, puesto que nos iban siguiendo...

Llegamos a identificar el nombre de la calle de uno de ellos y lo notificamos a la controladora, nos dijo que mandarían a la guardia civil, sólo espero que poco a poco esta peligrosa afición de un puñado de insensatos cese, puesto que nos pone en peligro, tanto a los de arriba, como a los de abajo.

Para terminar, os dejo el video del primer aterrizaje en Sevilla, no lo he editado para que podáis contemplar la aproximación con la ciudad de fondo, es una pena la suciedad de los cristales que hace que se vea algo borroso el video, pero espero que os guste tanto como a mi haberlo volado.



Buenos vuelos nocturnos!