adpv cabecera

lunes, 23 de junio de 2014

Si no puedes con tu enemigo...

...únete a él.

Y algo así ha debido de pensar Ryanair.

No suelo hacerme demasiado eco de las noticias, de los rumores, etc... Pero hay que reconocer que este, es cuanto menos, curioso...

Después de años de peleas, de multas, de encontronazos entre AENA y Ryanair, resulta que ahora, si todo sale como parece que saldrá, Ryanair puede convertirse en accionista importante de AENA.

Imaginad por un momento que Ryanair es un importante accionista de AENA y que de un plumazo, todo lo que antes era ilegal y les afectaba, se convierte en algo "legal" de la noche a la mañana.

Pasajeros deambulando por la pista, uso de parkings remotos para evitar costes de pasarelas...en fin...la lista es larga y las multas han sido importantes. 

Atrás quedan amenazas de Ryanair de abandonar aeropuertos si no se les permite impunemente incumplir la normativa...un caso conflictivo fue Alicante...no hay más que googlear un poco.

Las dudas que este asunto plantea con respecto a la seguridad, son importantes...pero ya no sólo eso, tenemos claras las intenciones de Ryanair a la hora de invertir en AENA, ¿qué pasará entonces con el resto? 

¿Quién invertirá? ¿Querrá también "favores"? ¿Se debe permitir a empresas del sector aeronáutico con claros intereses poder invertir?

La privatización de parte de AENA, puede ser hasta cierto punto interesante, ganar en eficacia, competitividad, etc...puede ser positivo, pero...¿qué vendemos también por el camino? Es posible que vendamos parte de la seguridad, que se vendan privilegios al mejor postor y que el mejor postor consiga una situación ventajosa e incluso dominante frente a las aerolíneas de su competencia.

De modo que, cuidado, esto puede acabar mal y lo que está en juego es algo mucho más importante y serio que la preferencia de paso en una taxiway.

Buenos vuelos, si tenéis unos millones de €uros sueltos, podemos comprar un pedacito de AENA y ver qué pasa.